Escuchamos a mujeres líderes en la industria hotelera

LinkedIn +

Las mujeres suponen más de la mitad de los estudiantes universitarios en programas sobre viajes, en concreto un 67 % según el Journal of Hospitality & Tourism Education (mayo de 2015). En cambio, según un estudio de ese mismo año, menos del 40 % de las mujeres ocupan un puesto de gestión de hoteles. Este porcentaje es de tan solo el 20 % en cargos directivos en general.

Sin embargo, en este artículo no nos centraremos en las estadísticas, sino en las mujeres que las desafían.

Nos complace haber podido hablar con diversas hoteleras innovadoras que, aunque tengan trayectorias distintas, poseen ciertos aspectos en común, aparte de haber triunfado en un sector predominantemente masculino. Algunas de estas principales similitudes son su dedicación para hacerse cargo de sus huéspedes, una mentalidad empresarial a la hora de gestionar un hotel y amor por el trabajo bien hecho.

También conversamos con Jessica Neth, directora del equipo de colaboraciones técnicas de trivago, para conocer su trabajo como mujer que quiere acabar con el techo de cristal en el ámbito tecnológico del sector.

A continuación, podrá leer las reflexiones de estas mujeres acerca de sus trayectorias, innovaciones empresariales como líderes y los consejos que ofrecen a mujeres que aspiran a tener un puesto sénior en la industria hotelera.


Fotografías de mujeres líderes en la industria hotelera

De izquierda a derecha: Tiziana Laterza, directora del Grand Hotel Excelsior Vittoria; Irene Talg, directora del Hotel Tigaiga; Elena Röhl directora de The Mandala Hotel y Jessica Neth, directora del equipo de colaboraciones técnicas de trivago.

trivago: ¿Siempre habían querido trabajar en la industria hotelera? ¿Cómo han conseguido llegar donde están ahora?

«El hotel es un negocio familiar que mi abuelo y mi padre inauguraron en 1959», nos explicó Irene Talg, directora general del Hotel Tigaiga en Tenerife. «Mis hermanos y yo supimos desde muy pequeños cómo era la rutina de un hotel. En realidad, yo no quería dedicarme al sector hotelero, estudié administración de empresas, fue mi padre quien hizo que me fuera muy sencillo volver y poner en práctica mis ideas en todos los aspectos del hotel, como certificaciones de calidad, redes sociales o la gestión medioambiental o de ingresos».

«Comencé en la industria hotelera en el año 2000, aunque nunca antes había pensado en trabajar en un hotel», nos contó la directora de The Mandala Hotel, Elena Röhl. «Desde el principio, me di cuenta de que algo fundamental para empezar en este sector es una buena formación. Sin duda, mis estudios hoteleros en Suiza me ayudaron mucho a llegar donde estoy ahora, aunque no fue lo único. Para tener un puesto sénior en esta industria, es necesario tener una cultura del esfuerzo, formarse continuamente y desarrollarse. Y lo más importante de todo: sentir pasión por la hospitalidad».

«Empecé a viajar por el mundo desde que era muy pequeña», recuerda Tiziana Laterza, directora del Grand Hotel Excelsior Vittoria. «Me encantó poder conocer nuevas culturas, personas y experiencias, y eso hizo que quisiera trabajar en agencias de viaje. Desde ahí, fue fácil dar el salto a la industria hotelera, sobre todo porque pasas a formar parte de las experiencias que la gente busca cuando viaja».

«Siempre supe que quería trabajar en la industria hotelera», nos confesó Jessica Neth. «Tras acabar mis estudios de turismo, encontré unas prácticas en trivago, que por aquel entonces era una pequeña startup. Si vuelvo la vista atrás, no tengo duda de que fue una de las mejores decisiones que he tomado nunca. Trabajar en una startup te permite desarrollar tu imaginación, diseñar y madurar ideas y ser creativa, en lugar de seguir procesos habituales. trivago ahora es una empresa tecnológica de referencia, así que dudo que hubiera un lugar mejor para aceptar semejante responsabilidad y disfrutar de un potencial de crecimiento tan amplio».


¿Qué es lo que más les gusta de su trabajo?

Tiziana Laterza: «La industria hotelera te da la oportunidad de trabajar en un ambiente internacional. Esto se puede ver no solo en los huéspedes, que proceden de todos los lugares del mundo, sino en el propio personal del hotel. Es una industria centrada en las personas, y eso es lo que me motiva cada mañana. Hay que tener creatividad para que los huéspedes aprovechen al máximo su estancia mientras se encuentran en el hotel y de visita en otro país».

Irene Talg: «Conseguir que nuestros huéspedes se sientan satisfechos y saber lo que valoran el esfuerzo diario por parte de todos y cada uno de los miembros del equipo de Tigaiga para lograrlo».

Elena Röhl: «Me encanta la gran diversidad de mis tareas, además de la creatividad y la experiencia necesarias en esta industria en constante cambio».

Jessica Neth: «Lo que más me gusta de mi trabajo es tener voz propia: el hecho de poder compartir mis ideas y mi visión y de que me escuchen no está tan claro estos días, y me ayudó a crecer junto con mi negocio».


¿Cuáles consideran que son los retos de gestionar un hotel?

Elena Röhl: «Hay varios, como encontrar personal bien formado o cumplir las expectativas de los huéspedes, además del desarrollo tecnológico y el crecimiento estable de los ingresos. Sin embargo, de todos ellos, considero que el más desafiante es la tecnología, ya que su desarrollo afecta cada vez más a las operaciones de los hoteles y las necesidades y expectativas de los huéspedes. Para mí, adaptarse a este avance es la parte más complicada».

Irene Talg: «Mantenerse al tanto de todos los aspectos de un hotel e innovar constantemente para que los huéspedes habituales y los nuevos de Tigaiga tengan una estancia mejor de lo esperado y disfruten de unas vacaciones fabulosas. Queremos que nuestros huéspedes se sientan como en casa y puedan relajarse en nuestros jardines subtropicales. Además de admirar el verde entorno que rodea nuestras instalaciones, también nos gusta que conozcan de dónde provienen estas plantas y flores y cuándo germinan».

Tiziana Laterza: «Ser directora de un hotel lleva consigo una gran variedad de tareas, lo que se refleja en el horario laboral y en lo que se hace durante esas horas. Aun así, el mayor desafío para mí es satisfacer a los huéspedes (y al personal). Trabajar en un hotel implica garantizar que los deseos y necesidades de los huéspedes se cumplen o incluso se superan, y esto ya no significa solamente ofrecer una cama calentita o buena comida».

Jessica Neth: «En mi opinión, el mayor desafío es la fragmentación de la industria, sobre todo teniendo en cuenta las diversas soluciones de tecnología para hoteles. Esto se puede comprobar fácilmente gracias a los servicios prácticamente idénticos que ofrecen distintos proveedores. Hay un exceso de productos tecnológicos y muchos son muy caros o complejos o no están adaptados a las necesidades y al presupuesto de establecimientos más pequeños. Esto hace que los establecimientos independientes lo tengan especialmente complicado a la hora de elegir las mejores opciones para su negocio».


¿Cuáles son las innovaciones que han incorporado en sus establecimientos?

Elena Röhl: «Me encargué de aplicar innovaciones tecnológicas que, aunque el cliente no pueda apreciar inmediatamente, ofrecen un mejor servicio de forma indirecta. Por ejemplo, pasamos a usar un PMS (sistema de gestión hotelera) más avanzado e implementamos soluciones automatizadas de gestión de ingresos y de CRM, lo que optimizó la conectividad del hotel. También hemos comenzado a usar una versión electrónica del directorio del hotel en la habitación, en lugar del papel, con la opción de solicitar el servicio de habitaciones o de limpieza desde la tableta de la habitación».

Tiziana Laterza: «Colaboramos con el ayuntamiento de Sorrento y en nuestro hotel se celebran exposiciones artísticas, conciertos en directo de artistas locales, obras de teatro y mucho más. Nuestro objetivo es contribuir a que los huéspedes descubran el panorama artístico local y, por ahora, los comentarios que hemos recibido superan las expectativas».

Irene Talg: «Instalamos un nuevo compostador hace 10 meses para tratar los desechos orgánicos de la cocina y del restaurante. Así, podemos reducir los residuos y la emisión de gases de efecto invernadero y producir abono de buena calidad para nuestros jardines».


¿Qué les recomendarían a las mujeres que acaban de entrar en la industria y quieren tener un puesto sénior?

Irene Talg: «Realizar todas las tareas de un hotel, en todos los niveles, saber lo que implican y abrir la mente para descubrir que la industria hotelera es bastante polifacética. ¡Si te encanta tu trabajo, serás feliz!».

Jessica Neth: «Lo que he observado en los últimos años es que hay un estereotipo según el cual los hombres “se hacen cargo de” y las mujeres “cuidan de”. Me he reunido con muchos hombres, pero sus ayudantes femeninas normalmente poseían una mayor experiencia y conocían mejor los temas en cuestión que sus superiores. Por eso, el consejo que les daría a las mujeres que acaban de comenzar a trabajar es que no se subestimen y que no tengan miedo de dar su opinión y de presentarse como candidatas a diversas oportunidades, como liderar un proyecto nuevo, asistir a un evento o dirigir una primera reunión empresarial».

Tiziana Laterza: «Pon amor y dedicación en las cosas que haces e invierte tiempo en ellas. Mantente al tanto de las tendencias hoteleras y de lo que le interesará a un huésped que quiera sentirse como en casa cuando elija tu hotel. Aplica esto a todas tus tareas diarias, aunque parezcan muy poco importantes o sencillas. Y, lo más importante, sigue formándote asistiendo a seminarios, talleres y congresos. Así podrás compartir lo que sabes con compañeros, darle otra visión a diversos aspectos y ser un activo importante del hotel donde trabajas».

Elena Röhl: «Considero que ahora es más fácil que una mujer tenga un puesto directivo en la industria hotelera, porque las habilidades y las capacidades necesarias no dependen del sexo, así que no hay ningún consejo específico para las mujeres. Una buena formación hotelera, además de algo de experiencia práctica, es una manera fantástica de comenzar. Infórmate sobre la empresa para la que vas a trabajar y mantente motivada y flexible. Esfuérzate para progresar en tu trayectoria, gánate el respeto de tus compañeros y desarrolla tus habilidades de liderazgo. Un buen gerente siempre es un buen líder que se rodea de un equipo de profesionales».


¿Quiere recibir toda esta información en su e-mail?
¡Suscríbase para recibir nuestro boletín de noticias!


La organización que lucha contra la brecha del liderazgo en la industria turística y de viajes

También tuvimos el privilegio de hablar con Laura Mandala, miembro del equipo directivo de Mandala Research y antigua vicepresidenta de investigación en la U.S. Travel Association, quien fundó la organización witti (Women in Travel & Tourism, International) para «combatir la brecha del liderazgo en los puestos más altos del sector turístico».

A partir de los datos del personal de varias empresas y organizaciones, Laura destacó que «en los cargos séniores, las mujeres están desproporcionadamente poco representadas».

El objetivo de witti es hacer frente a esta brecha mediante las siguientes acciones:

  • Destacar la contribución de las mujeres en la industria con unos galardones anuales.
  • Ofrecer oportunidades de networking entre mujeres para que puedan conocer otras ramas de la industria y estar al tanto de más puestos directivos.
  • Mantener un diálogo acerca de la falta de paridad en los cargos de liderazgo mediante la dirección y participación de mujeres de la industria en paneles de congresos y ferias de todo el mundo.

Según palabras de Laura, «los análisis de la toma de decisiones en puestos superiores muestran que lo habitual es contratar a personas “afines” del mismo círculo profesional o social.  Si no ampliamos dichos círculos o exigimos que se tengan en cuenta profesionales ajenos a ellos, los puestos directivos del futuro seguirán siendo similares a los del presente».

Acceda a http://womenintravelandtourism.com/ para obtener más información sobre witti, sus objetivos y sus iniciativas.

 

COMPARTA.

Deje un comentario