Hoteles independientes: 10 errores de fidelización hotelera

LinkedIn +

En entradas anteriores hemos visto los secretos de un programa de fidelización hotelera eficaz. Pero ¿qué hay de los programas que no consiguen alcanzar su objetivo?

Para diseñar un programa de fidelización hotelera que aumente el número de huéspedes fieles, reduzca los costes de marketing e impulse los ingresos de su hotel independiente, es fundamental saber no solo qué elementos incluir, sino también qué errores evitar.

Los hoteles pequeños e independientes, en concreto, deberían tener en cuenta que el éxito de sus programas de fidelización hotelera depende completamente de su diseño y aplicación, al contrario que las cadenas de hoteles, que poseen diferentes emplazamientos para aumentar los beneficios y las ventajas de sus programas. Le presentamos 10 de los errores más comunes por los que han fracasado estrepitosamente programas de fidelización hotelera que se podrían haber enfocado de una mejor manera. Evítelos para que el suyo sea un éxito y aumente las ganancias del hotel.

Descuidar las habitaciones

Si no se cuidan los detalles de las habitaciones, los clientes probablemente no querrán volver, independientemente de que haya o no un programa de fidelización hotelera. Modernice sus habitaciones con estos trucos asequibles e imprescindibles. ¿Quiere aumentar aún más el valor de sus habitaciones? Lea estos consejos sobre cómo superar con creces todas las expectativas en los aspectos esenciales.

Basar toda la estrategia solo en la parte económica

Los clientes de hoy en día saben reconocer las buenas oportunidades, ya sean en forma de descuentos, mejoras o noches gratis. Pero también esperan una experiencia increíble. Cumpla con lo más básico, pero no se detenga ahí: vaya un paso más allá y conquístelos definitivamente.

Depender del boca a boca

Contar con un programa de fidelización es solo el primer paso hacia el éxito. Pero, para que los huéspedes se inscriban y se involucren en su programa de fidelización hotelera, primero tienen que saber que existe. Publicítelo en su web, a través de las redes sociales, y, por supuesto, en su propio hotel.

Crear demasiados niveles

Cuanto más complejo sea un programa, más difícil será que los miembros se abran paso desde el nivel inicial hasta el más alto. Facilite la adopción del programa con una estructura simple de 3 niveles.

Incluir demasiadas cláusulas

Si su programa de fidelización hotelera se rige por demasiadas normas, reglas y condiciones, será más difícil que los huéspedes vayan subiendo de nivel, y no percibirán el valor añadido del programa. Describa los beneficios lo más claramente posible e intente mantener las restricciones al mínimo indispensable para animar a los huéspedes a usarlo en lugar de desalentarlos.

Olvidarse de premiar a los huéspedes con cada nuevo nivel

Si un cliente no tiene claro cuáles son los beneficios de permanecer leal a un programa de fidelización hotelera, acabará abandonándolo. Para evitarlo, establezca en cada nivel objetivos definidos desde el principio para motivar a los huéspedes a permanecer fieles a su hotel siempre que surja la ocasión.

Centrarse solo en las recompensas a largo plazo

Algunas recompensas, como las estancias gratis o los paquetes exclusivos, son casi imposibles de alcanzar para el cliente medio. Tal vez los viajeros de negocios que se hospedan en hoteles con mucha frecuencia le vean algún atractivo al programa, pero seguro que no motivará a la mayoría de usuarios. En cambio, un programa de fidelización hotelera que incluya recompensas a largo y a corto plazo logrará atraer a ambos tipos de viajero.

Tratar todas las reservas por igual, incluidas las directas

Aquellos clientes que han efectuado una reserva directa están más interesados en hacer negocios con su hotel que con una web de reserva o con un agente independiente. Además, sus reservas no conllevan el pago de comisiones. No los trate como a cualquier otro huésped. Prémielos por haber hecho una reserva directa ofreciéndoles beneficios adicionales desde el principio como, por ejemplo, una bebida de bienvenida.

 

Compita con los canales de reserve

Aprender más

 

Olvidarse del seguimiento

Todo el mundo está muy ocupado, y es fácil que los huéspedes se olviden rápidamente del programa de fidelización hotelera al que se suscribieron, sin importar lo bueno que sea. Refrésqueles la memoria enviándoles un e-mail recordatorio sobre el programa y los beneficios que comporta, uno o dos meses, o por qué no, un año después de su estancia.

No cuidar a los huéspedes que vuelven a reservar

Los hoteleros ven muchísimas personas pasar por sus hoteles, lo cual es una buena señal de que el negocio está yendo viento en popa. La parte negativa de este hecho es que puede resultar difícil acordarse de quiénes son los clientes que han vuelto a reservar. Los huéspedes leales quieren que se acuerden de ellos; quieren sentirse especiales. La forma más fácil de concederles ese deseo es mantener un registro con sus preferencias y los detalles de sus estancias previas con un sistema de gestión hotelera inteligente. Este sistema le ayudará a tener preparadas las habitaciones a su gusto incluso antes de que lleguen al hotel.

¿Su hotel ya cuenta con un programa de fidelización? ¿Hay algún aspecto en especial que le haya proporcionado una buena cantidad de comentarios positivos? Cuéntenoslo debajo en la sección de comentarios.

COMPARTA.

Deje un comentario